Mori Hikiko protagoniza una leyenda japonesa de fantasmas ella como muchos otros adolescentes japoneses sufría de abuso escolar.

Hasta este punto de la historia se puede decir que era una adolescente normal de no ser por el hecho de que se encontraba totalmente sola en este mundo.

Y este mundo a veces es demasiado cruel con quien no se lo merece.

Sus padres no conformes con ignorarla también la golpeaban.

La más mínima excusa servía para que cualquiera de los dos descargaran sus frustraciones en ella.

No cabe duda que hay personas que nacen con poca suerte, una de estas personas era Mori Hikiko.

Sus maestros de la escuela a la que asistía, quienes se supone debían defenderla de burlas y abusos no hacían nada y no era por que no se dieran cuenta sino porque preferían ignorarla.

Digo que la ignoraban porque hasta el más despistado se daría cuenta de las heridas y moretones que ella solía tener continuamente.

Los moretones del rostro eran los que más se veían y seguramente también eran los más dolorosos.

Con justa razón Mori Hikiko era bastante retraída, no hablaba con nadie ¿y quién lo haría en su lugar? si lo único que podía encontrar en las personas que la rodeaban era sufrimiento y humillación.

El mejor amigo de Hikiko

“Quizás todo sería diferente con un gato” seguramente fue lo que Hikiko pensó.

Aquella tarde en la que vio un mínimo sin hogar el cual parecía no haber tenido más suerte que ella y con el cual entablo una hermosa amistad.

Ojalá este fuera el final de nuestra historia pero recuerda que es una historia de fantasmas y por lo general este tipo de relatos suelen terminar de otra forma.

Ella sabía que sus padres se negarían a que tuviera un gato o cualquier otra mascota.

Incluso pensaba que aunque se lo permitieran, el tenerlo se convertiría en una excusa más para que ellos continuaran con sus abusos y temía por la seguridad de su nuevo y único amigo si sus padres se llegaban a enterar.

El acto heroico de Hikiko

El gato de hikiko en una caja como casa

Mori Hikiko pensó en algo que parecía ser una buena idea y quizás lo era pero al final resulto ser lo peor que pudo haber hecho.

Claro que ella no tuvo la culpa de lo que paso y no podía saber que las cosas terminarían así.

Su plan consistía en encontrar una caja y colocarla en un lugar alejado justo a la mitad del camino entre su casa y la escuela.

Su gato que tanto quería viviría allí, ella le proporcionaría alimento cuando pasara  por ese lugar y jugaría con él.

Por un tiempo, Mori Hikiko estuvo muy feliz eso podía notarse a simple vista sin embargo nadie lo noto a excepción de dos compañeros de clase.

Hay personas que parece que su meta en la vida es ver sufrir a los demás, ¡sus compañeros eran de este tipo! no podían soportar ver a Hikiko feliz y decidieron seguirla después de clases para ver cuál era la causa de su felicidad.

Un día Mori Hikiko visito a su amigo el gato pero no lo encontró en su casa de cartón ni pudo encontrarlo donde normalmente lo hacía ella se preocupó, lo busco por todas partes.

Al ver de nuevo dentro de la caja halló una nota que decía lo siguiente “si quieres volver a ver a tu mascota ve al estacionamiento de la escuela”.

Mori Hikiko corrió como nunca había corrido y al llegar vio a sus dos compañeros escondidos junto a un auto.

El trágico desenlace de la leyenda de Hikiko

Ellos tenían a su gato entonces ella les suplico se lo devolvieran y mientras más suplicaba ellos más reían parecía que disfrutaban verla sufrir.

Lo peor viene cuando ataron al gato a la parte trasera de un automóvil en el momento en que se disponía a partir.

Justo en el momento en que el profesor puso en marcha su automóvil Hikiko se aferró a la cuerda que ataba a su gato.

Fue arrastrada un par de cuadras antes de detenerse, los transeúntes que vieron lo que estaba pasando trataron de ayudarla pero lamentablemente no pudieron hacer nada ella ya estaba muerta cuando el auto se detuvo.

Por lo menos su amigo sobrevivió ¡su acto de heroísmo funciono! es una lástima que nadie extrañaría a esta heroína.

¿Qué pasa después de la muerte de Hikiko?

estacionamiento obscuro en japon

 

Después de su muerte los meses pasaron con normalidad hasta aquel día.

El día en que los compañeros de clase que intentaron matar a su gato fueron encontrados muertos en el estacionamiento de la escuela.

Estacionamiento donde habían atado al gato al auto del profesor, sus cuerpos quedaron irreconocibles.

Solo por el uniforme de la escuela supieron que eran ellos.

Lo más misterioso fue que ese mismo día hallaron los cuerpos de los padres de Mori Hikiko muertos a golpes.

Solo existe una explicación posible para los acontecimientos que sucedieron aquel día, el alma de Mori Hikiko la protagonista de esta leyenda japonesa había regresado del otro mundo y se habría convertido en un fantasma.

Un fantasma capaz de vengarse de aquellos que la habían hecho sufrir.

El fantasma de Mori Hikiko aparece en el Japón y cuida a los niños que son maltratados como ella lo fue en vida por sus compañeros o sus familiares.

También siente simpatía por los niños que tienen gatos como mascota.

Hay quienes afirman haber visto un fantasma, con las señales de golpes y maltratos el cual tiene la apariencia de Mori Hikiko.

Dicen que aquel fantasma deambula en las calles del Japón vigilando haciendo justicia.

Así fue como nació leyenda japonesa de Hikiko.

Si te gusto este artículo compártelo y déjanos tu opinión para que podamos seguir mejorando.

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

No te preocupes Tu email está seguro con nosotros, no lo publicaremos bajo ninguna circunstancia.
Campos obligatorios *