oráculo del I Ching y sus misteriosEl I ching se compone de hexagramas los cueles cada uno tiene su propio significado.

Vamos a tratar el tema a fondo más adelante pero creo que para entenderlos mejor debemos conocer un poco más del origen del I Ching.

La cultura asiática se caracteriza por ser muy esotérica y la incorporación de símbolos místicos en diferentes aspectos de su vida es algo muy común desde su cerámica.

Hasta la ceremonia del té está repleto de simbología y el I Ching no es la excepción, por ejemplo podemos encontrar una representación a colores del I Ching con todo y hexagramas en la bandera de Corea.

El oráculo del I Ching lleva en medio un símbolo muy famoso que muchos conocen como el del símbolo del “Ying Yang”.

Como se compone el símbolo del I Ching

símbolo de tai chi con un corte en medio para demostrar el corte simetrico

Para entender mejor el oráculo del I Ching primero debemos analizar el símbolo del yin yang.

Como ya sabemos el yin y el yang básicamente representan los opuestos, día y noche, luz y obscuridad, bien y mal, se dice que todo yin tiene su yang y no puede existir uno sin el otro.

Es esto precisamente lo que este símbolo representa y no podría hacerlo de forma más exacta, ya que es la figura de un círculo cuya mitad está pintado de blanco y la otra de negro pero no de una forma regular sino con curvas dando la impresión de movimiento.

Estas curvas van creciendo a medida que la otra disminuye y viceversa dentro de estas no estas no todo es negro o blanco sino que tienen en medio un pequeño circulo con su color opuesto.

Lo interesante de este símbolo es que al cortarlo exactamente por la mitad se obtiene dos mitades simétricas pero ninguna de las dos es enteramente blanca o negra porque llevan exactamente el mismo porcentaje de su color complementario.

Las rayas que van alrededor del símbolo del I Ching se llaman trigramas y están formados de 3 líneas que pueden ir cortadas por la mitad que representan el yin o pueden estar completas representando el yang.

Existen ocho variaciones de trigramas de base dependiendo la posición de las líneas.

Los hexagramas del I Ching

Hexagramas

Aquí podrás ver la lista de hexagramas que son la combinación de 2 trigramas uno superior y uno inferior.

Dando un total de 58 posibles combinaciones, los trigramas son 8 en total, los cuales son el trigrama del cielo, el trueno, el agua, la montaña, la tierra, el viento, el fuego y la bruma.

Cada uno de estos 3 trigramas se componen de 3 líneas ya sean líneas continuas o líneas cortadas a la mitad y las cuales dependiendo de la combinación tiene diferentes significados.

Cada una de estas combinaciones son muy importante y tienen distintos significados dependen del orden en el que aparezcan al consultar el oráculo.

En internet existen cientos o miles de páginas en donde puedes consultarlo aunque lo más recomendable es consultarlo con una persona que especializada que se dedica a ello.

Quizás encuentres una en el barrio chino más cercano jeje.

Sin embargo si quieres consultar tu oráculo en línea puedes hacer la consulta a través del siguiente enlace.

Para qué sirve el I Ching

A diferencia de otros métodos de consulta, no se limita a pronosticar hechos, abandonándonos ante ellos para que los afrontemos como podamos, sino que, además, revela por qué las cosas son lo que son y lo que se puede hacer al respecto.

El I ching ofrece un consejo profundo para actuar de tal manera que podamos hacer frente al porvenir en las mejores condiciones posibles. La decisión final es nuestra; así seguimos siendo los responsables de nuestro destino último.

Cómo consultar el I Ching

Lo más importante para no “molestar” el I Ching es que debemos tomarnos en serio sus respuestas, tratando de pensar en cada palabra, aunque en principio nos parezcan raras o poco relacionadas con nuestra pregunta.

Que debo preguntar al oráculo

El I Ching se basa en el principio de las mutaciones. Por eso una pregunta del tipo “¿Carlos me ama?” no podrá tener nunca una respuesta total. Quizás convenga más preguntar: “¿Qué giro dará a mi vida mi encuentro con Carlos?”.

Si queremos consultar el oráculo para problemas del trabajo, sería un error preguntar: “¿Debo hacer esto o lo otro?”; conviene partir la pregunta en dos: “Está bien si hago esto?”, y luego: “¿Está bien si hago lo otro?”, y confrontar ambas respuestas.

La pregunta no se puede repetir más de una vez: si parece que se ha obtenido una respuesta un poco abstracta, dejemos pasar por lo menos un día y una noche antes de repetirla.

Para qué sirve el I Ching

Es aconsejable consultar el I Ching en los momentos en que necesitamos tomar una decisión rápida pero importante o cuando ocurren novedades en nuestra vida.

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

No te preocupes Tu email está seguro con nosotros, no lo publicaremos bajo ninguna circunstancia.
Campos obligatorios *