Par de palillos chinos elegantes, palillos negros decorados.Los palillos chinos se originaron entre el año 1,500 y 1,000 antes de Cristo.
Hoy en día existe una gran variedad de palillos chinos, pero los más comunes son los de madera o los de bambú, aunque también fabrican con metal y plástico.
Existen varias leyendas interesantes sobre los palillos chinos, pero una de la que más se destaca es la leyenda de Dayu Zhishui yu Kuaizi.

Era hace una vez en China cuando el emperador en turno encomendó al soldado Yao la misión de evitar inundaciones que causaba el río de la región.

Durante el tiempo que duro la misión apenas dormía y comía, navegando por el río llego a una pequeña isla y hambriento se puso a cocinar carne en una pequeña olla.

Como la olla estaba hirviendo no podía comer, ya que estaba muy caliente y no contaba con cubiertos “y no es que se le hayan olvidado sino que en esa época no existían ni tenedores, ni cucharas” aun así no quería esperar a que se enfriase pues tenía mucha hambre.

Al ver que la olla no se enfriaba fue entonces cuando con dos ramitas que corto empezó a comer, y después de ese momento cada que comía lo hacía con pequeñas ramas y muy pronto todos empezaron a imitarlo, generalizándose el uso de los palillos chinos.

Supersticiones sobre los palillos chinos

Palillos chinos de madera sobre tazón

Aunque el origen de los palillos es chino sin embargo su uso se extendió a otros piases del lejano oriente como Corea o Japón.

Otro aspecto importante de los palillos chinos son sus supersticiones.
Por mencionar algunas está la costumbre de no golpear los platos con los palillos porque esto es lo que hacen los vagabundos y mendigos a la hora de pedir limosna y se considera de mal gusto.

Aunque parezca complicado, comer con palillos chinos, una vez que te acostumbras suele ser algo bastante fácil.

Clavarlos en los alimentos está visto como mala suerte, ya que en los funerales suelen prender inciensos y clavan un par de palillos chinos junto al cadáver.

RELATED ARTICLES

Deja un comentario

No te preocupes Tu email está seguro con nosotros, no lo publicaremos bajo ninguna circunstancia.
Campos obligatorios *